Escuela Neoclásica

Definición

La teoría neoclásica es una teoría de acción, que se define generalmente como microeconomía, que apunta a cuestiones fundamentales, tales como la asignación de los recursos escasos y su utilización bajo formas alternativas, el cual investiga la economía pura y analiza los procesos de la asignación de los recursos, pero no la distribución de esos recursos. A través de el método de resolución de los problemas que es el de la optimización. Los neoclásicos explicaban la formación de los precios, no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, como en las teorías de Ricardo y de Marx, sino en función de la intensidad de la preferencia de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto.

Orígenes
Esta partió del principio de escasez, como lo muestra la ley de rendimientos decrecientes y la doctrina malthusiana sobre la población. A partir de 1870, los economistas neoclásicos como William Stanley Jevons en Gran Bretaña, Léon Walras en Suiza, y Karl Menger en Austria, abandonaron las limitaciones de la oferta para centrarse en la interpretación de las preferencias de los consumidores en términos psicológicos. Al fijarse en el estudio de la utilidad o satisfacción obtenida con la última unidad, o unidad marginal, consumida, los neoclásicos explicaban la formación de los precios, no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, sino en función de la intensidad de la preferencia de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto.

Antecedentes
La Escuela Neoclásica está formada por los continuadores de los clásicos de la administración: TAYLOR y FAYOL. Incluye a varios autores, los cuales aceptan íntegramente las pautas filosóficas y metodológicas de los precursores, pudiendo definir dos grandes ramas:
  1. Neoclásica de Administración Industrial. (seguidores de Taylor).
  2. Neoclásica de Dirección y Administración General. (seguidores de Fayol).
Cronológicamente se la encuadra entre los años 1925 y 1946 junto con la escuela de Relaciones Humanas (Mayo), aunque su verdadero momento de producción y actuación se dio entre 1930 y 1948.

Aportes Teóricos

Ø  Las personas tienen preferencias racionales hacia los resultados que pueden ser identificados y asociados con un valor.

Ø  Los individuos maximizan la utilidad y las firmas maximizan la ganancia.

Ø  Las personas actúan independientemente en base a información completa y relevante.

Ø  La autoridad formal sigue la fuerza básica que hace del trabajo directivo lo que es.

Ø  La autoridad es la única fuerza cohesiva que existe en la empresa.

Ø  La autoridad de línea, funcional y staff fue tratado por neoclásicos para justificar la imposibilidad de mantener intacta la unidad de mando, y para mejorar el nivel de coordinación y control de la estructura jerárquica.

Ubicación Espacial
Austria.
Aplicabilidad de sus ideas
Ø  Esta escuela está enfocada hacia las relaciones estáticas y microeconómicas, se preocupaban por la forma en que el mercado podía asignar de manera óptima los recursos en la sociedad. Su variante más actualizada está en la política neoliberal.
Ø  Los neoclásicos fueron fieles intérpretes de las necesidades que las organizaciones manifestaron en la época. Sus tareas de adaptación y ajuste de las herramientas y propuestas clásicas permitieron que las organizaciones sortearan el desafió de eficiencia, estructura y control al que el contexto las sometió.
Ø  La teoría de la importancia en las preferencias que tienen los consumidores, hoy es aplicada en las empresas.
Ø  La autoridad de línea, funcional y staff, hoy es de gran importancia en el análisis organizacional que se haga en una empresa.


PRINCIPALES REPRESENTANTES

WILLIAM  STANLEY  JEVONS


Nació Liverpool en medio de una culta y adinerada familia de comerciantes que se arruinó antes de que pudiera terminar los estudios que realizó en el University College de Londres. Tras abandonar los estudios en 1854, viajó a Sydney, Australia, donde trabajó en la Casa de la Moneda. Se interesó por la economía política y los estudios de carácter social. Regresó a Londres en 1859 para escribir obras de contenido económico, exponiendo, de forma contemporánea a Carl Menger, la teoría marginalista.

En 1866 Jevons fue nombrado profesor de política económica del Owens College de Mánchester y desde 1876 del University College londinense.
A comienzo de la década de 1870, simultáneamente a otros trabajos de Walras y Menger, publica una síntesis de las teorías del consumo, del intercambio y de la distribución, apuntando así las bases para la "revolución marginalista" que le siguió.
Considera que la utilidad sólo puede ser medida en términos ordinales y que la utilidad proporcionada por un bien es inversamente proporcional a la cantidad de ese bien previamente poseída. Establece claramente la diferencia entre utilidad total y lo que llamó "grado final de utilidad", que después recibió el nombre de utilidad marginal.
Afirmó que "el valor del trabajo debe determinarse a partir del valor del producto y no el valor del producto a partir del valor del trabajo" contradiciendo así la teoría clásica de la tradición ricardiana y marxista.
Durante su vida en Inglaterra escribió varias obras de contenido económico, en las cuales expuso los principios de la teoría marginalista, además de elaborar una hipótesis de la renta, del interés y de la productividad del capital, entre los diversos temas que abordó.
William Stanley Jevons ha sido uno de los personajes misteriosos de la historia del pensamiento económico. Aunque sus ideas fueron interesantes y muchas veces notables, no dejó tantos seguidores ni tampoco una Escuela de pensamiento. Sin embargo, su corta vida estuvo llena de realizaciones y sus ideas sentaron las bases de una revolución en el pensamiento económico: la "revolución marginalista".
La curiosa personalidad de Jevons, unida a una enorme confianza en su propia capacidad, hizo que desde muy niño estuviera seguro de que se convertiría en un referente de la Ciencia Económica. Sin embargo, su difícil carácter lo hizo reconocer que no poseía la personalidad para alcanzar ese fin. Una prueba de ello se encuentra en una carta a su hermana, donde se alababa de todo, menos de no haber ido nunca a una fiesta y que había convencido a sus amigos de que era inútil invitarlo, defendiendo su propio aislamiento como un estilo de vida.
En efecto, Jevons era introvertido y antisociable. Buscó influir en los demás sin verse influido por ellos, lo que explica sus pocos discípulos.
El final de William Stanley Jevons fue trágico. A lo largo de su vida tuvo muchas enfermedades que lo obligaban a pasar largas temporadas curándose en manantiales. Curiosamente, no falleció a causa de su delicada salud, sino ahogado en una piscina de uno de estos balnearios. Con su muerte, a los 47 años, quedaron varios libros inconclusos.

ALFRED MARSHALL
Nació el 26 de julio de 1842 y falleció el 13 de julio de 1924.
Estudió en el Saint John's College, en el Reino Unido. Su interés por la filosofía le llevó a tomar lecciones de ética. Tras obtener una beca especial para estudiar ciencias en 1868, se matriculó en economía política, ciencia a la que posteriormente él mismo denominó Economía. En 1875, viajó a EE. UU. Para estudiar los efectos de los aranceles en una economía. Al volver a Inglaterra fue director del University College de Bristol, cargo al que renunció en 1881. Después estuvo un año en Italia y volvió a la universidad en 1882 como catedrático; en 1883 se trasladó al College Balliol de la Universidad de Oxford. De 1885 a 1908 dio clases de Economía política en la Universidad de Cambridge. Convirtió Cambridge en la principal facultad de economía de los países de habla inglesa, y tuvo como discípulos a importantes economistas, como Pigou o Keynes.
Su labor como profesor se basaba en las teorías de Ricardo y Stuart Mill complementadas con las aportaciones marginalistas, especialmente las de Léon Walras, Jules Dupuit y Stanley Jevons, conciliando las teorías ricardianas con las del marginalismo, formando así las bases de la escuela neoclásica.
El resultado de sus esfuerzos fue la denominada «síntesis neoclásica», base de la teoría económica. En 1890 publicó su obra capital, Principios de economía, que durante muchos años fue el principal libro de economía de todo el mundo. En el primer volumen de la obra compaginó conceptos de la economía clásica como riqueza, producción, trabajo, capital o valor con aportaciones de la escuela marginalista como utilidad y utilidad marginal. A los agentes de la producción (tierra, trabajo, capital) añadió un nuevo factor, el de la organización industrial.
En el segundo volumen realizó una exposición del funcionamiento de los mercados, un análisis de oferta y demanda y expuso su teoría del equilibrio parcial, de la formación de la oferta, la incidencia de los monopolios y la distribución de la riqueza nacional. Los problemas más destacados que analizó fueron el de la formación de los precios y la distribución de la renta.
En el primer caso estableció como determinantes del valor de un bien tanto el coste de producción como la utilidad. A partir del valor del bien, la formación de los precios vendría dada por la confluencia de la oferta y la demanda; la primera, determinada por los costes de producción, y la segunda, por la utilidad marginal. También estableció una relación entre precio y cantidad demandada cuya sintaxis gráfica (curvas de oferta y de demanda) sigue vigente hoy día.
Marshall fue el economista británico más brillante de su época. También fue un profesor sobresaliente y ejerció una gran influencia sobre los economistas de aquella época. Su mayor contribución a la Economía fue sistematizar las teorías económicas clásicas y el desarrollo del concepto de utilidad marginal. Subrayó la importancia del análisis minucioso y la necesidad de adecuar las teorías a los nuevos acontecimientos.